Imagen tomada de Pinterest
      A  LA ESCUELA, NO

Ay, ¡qué ya soy mayor!
y…¡mañana  a la escuela!,
con mi  mochila azul,
el babi y la merienda.
  Lo mandan mis papás,
me lo dice la abuela.

      Me espera un gran colegio,
mi clase y la maestra;
más niños, un pupitre,
el patio y mil tareas.

     Allí, todo el invierno,
otoño y primavera,
añorando mi casa, 
los mimos y la siesta.

 Sólo tengo tres años
que es una edad muy tierna.
Para aprender las cosas              
tengo la vida entera.
 Ay, mamá, madrecita… 
¡No quiero ir a la escuela!

Etiquetas: Camino Ochoa, Masticadores Infantil, poesía