Ilustración de Irati Pardo Alfaro

Este cocodrilo 
es del río Nilo, 
te lo dice Filo-
mena, que es mi amiga
y nos atosiga
con su información.

Sus lágrimas son
-según Filomena-
carentes de pena
y sirve tan solo
para que los coco-
drilos  humedezcan 
sus ojos un poco
cuando con pereza
salen cuando hay sol
como un caracol.

A veces yo lloro
tan sin ton ni son

-lloro por llorar-
como un cocodrilo 
que en el río Nilo
sale a sestear.

Poema incluido en el libro: La Selva de Irati


Etiquetas: José Javier Alfaro, Masticadores Infantil, Poema