Imagen tomada de Pinterest

A jugar al corro,
o a la rayuela,
correr por los campos
en la primavera,
soñar con mil viajes
por toda la Tierra.

Jugar a las tabas,
hacer las faenas,
que las niñas pobres
no tienen muñecas
ni disfraces lindos
de bellas princesas.

A las cuatro esquinas,
tumbarse en la hierba,
nadar en el río,
saltar con la cuerda.
En las noches del estío,
contar las estrellas.

Desnudos los árboles,
el otoño llega:
a la pita ciega
al dejar la escuela,
que en la tarde parda
se asoman las letras.

Carreras de zancos
por el río Esla,
que el mágico invierno
sus aguas congela.
La noche callada
regala poemas.

Y tras los carámbanos
de su infancia tierna, 
la niña creció
con un alma bella.
Juegos infantiles,
sueña que te sueña.
        
       “Antón Pirulero”  ( Antología de juegos de la infancia) AMUNI