LA ELEFANTA PEQUEÑA por Antonio Mejías Melguizo

Imagen tomada de Pinterest

Poema inédito

La elefanta pequeña,
 al asomarse a la charca,
huye corriendo hacia atrás 
al ver su trompa tan  larga.
   -¡Mamá a mí me la quitas, 
y también las dos orejas.
Así no vuelvo yo al río, 
donde los demás me vean!
  -Tranquila, hija, tranquila, 	
fíjate en la manada, 
todos vivimos felices 
con nuestras tropas tan largas.
   -Lo que tengáis los mayores,
a mí no me importa nada.
Yo quiero un cuello elegante 
como  tienen las jirafas.
   Nadie ha podido dormir, 
esta noche en la sabana. 
No ha parado de llorar 
con su trompa la elefanta.
    
            

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Conchita Bayonas dice:

    Pobre elefanta. Ojalá se encuentre bella con su trompeta.
    Una poesía muy tierna.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s