DESTRONADA, reseña por Mercedes González Rojo

Lectura recomendada a partir de 13 años.

Patricia Lorenzo Navarro (Barcelona, 2000)

XII Premio Literario Internacional Jordi Sierra i Fabra para jóvenes (2017)

Título de la obra: Destronada (Ed. SM)

En una sociedad en la que día tras día se presentan libros y más libros de todo tipo y condición, en una sociedad en la que  siguen lloviendo sobre nuestra conciencia –casi sin perturbarla- noticias de más mujeres que son asesinadas o agredidas por mil formas de violencia de género, noticias de bullying en los centros escolares, noticias de ataques homófonos, algunas de estas cuestiones agravadas por las difíciles circunstancias de convivencia a las que una pandemia como la que ya llevamos casi un año sufriendo nos abocan, me gustaría rescatar para este blog la novela de una joven escritora que resultó ganadora de la XII edición del Premio Literario Jordi Sierra i Fabra para jóvenes menores de 18 años, en 2017. Me gustaría que el tema que para ella eligió su autora, Patricia Lorenzo, hubiera perdido vigencia pero desgraciadamente no es así y qué mejor que apoyarnos en una visión tan joven para enfrentar un tema que sigue estando candente entre nuestra juventud, y parece que cada día más. 

Con apenas 15 años (los que tenía en el momento de escribir la novela y presentarla al certamen) Patricia se enfrenta a los  temas que aborda con una visión clara y valiente, desde la mentalidad de una adolescente no por ello menos abierta y contundente. Destronada es una novela escrita con un lenguaje sumamente cuidado (algunos adultos deberían tomar ejemplo antes de lanzar a imprenta sus obras) y con un hilo conductor trazado con tal precisión que consigue que quien se acerca a su lectura quedé prendido en la historia, sin temor a perderse en descripciones o argumentos paralelos que le desvíen del verdadero desarrollo del relato central: la historia de una joven adolescente que pasa de ser acosadora a ser acosada y que, a través de su situación personal, hace un repaso a temas desgraciadamente tan presentes en nuestra sociedad actual como son la violencia de género desde el inicio de las primeras relaciones, el acoso escolar o la presencia de la homofobia entre la gente joven. Una historia que ahonda en las dos caras de la moneda poniendo el foco de atención en el punto de vista de este sector de población pues, como reconoce la propia autora, es en el que más fuerza puede poner ya que, por edad, es el que mejor conoce. 

Conocí a Patricia Lorenzo por casualidad el mismo verano del año que le había concedido el premio, una joven estudiante a punto de comenzar Bachillerato, con una gran pasión por la escritura, derivada de la también sentida por la lectura, desde bien pequeña; ella se convirtió en el ejemplo de que los sueños pueden llegar a cumplirse si se persiguen con tesón y buen hacer. Como pude comprobar tras la entrevista que le hice después de asistir a la improvisada presentación de su libro en el pequeño pueblo en el que veraneaba con sus padres y que yo frecuento mucho, detrás de ese premio no estaba solamente el talento o la suerte (con los premios ya se sabe, en muchas ocasiones “cambia el jurado, cambia el premiado”), estaban también la ilusión y la constancia en el trabajo y el empuje de una profesora que la animó a presentarse (junto a otros compañeros), imagino que en la seguridad de que en la ilusión por llegar a conseguir un galardón como éste está también el afán de superación y de enfrentar un trabajo con seriedad y rigor (ojalá hubiera más incitadores de este tipo entre nuestros docentes).

Esta joven escritora, aún en ciernes aunque la calidad de su trabajo no desmerezca del de los auténticos profesionales, se mostró consciente del largo camino que aún le queda para su conversión definitiva en una  verdadera “escritora”, un camino arduo y constante para sacar adelante otros trabajos, algunos de ellos – muy interesantes – ya en su mente. Una dificultosa tarea en la que compaginar sus estudios con la lectura, que le ha de permitir seguir creciendo literariamente, y la práctica casi diaria de la escritura, siempre mirando hacia adelante, siempre proponiéndose nuevos retos. 

He de decir que acostumbrada a trabajar, por profesión,  con la literatura que desde los centros escolares se piensa en España para el alumnado de ESO y Bachiller, me ha sorprendido gratamente la lectura de esta novela, que goza no solo de calidad literaria sino de la cercanía necesaria para despertar el interés de nuestros jóvenes lectores, a menudo tan absorbidos por las nuevas tecnologías que les mantienen ajenos a los caminos de la literatura. Me parece una estupenda opción rescatar  para ellos libros como estos. Creo, sinceramente, que es  una interesante propuesta para acercarles al mundo de la literatura, no solo desde el punto de vista de la lectura, también de la escritura. Particularmente también recomendaría esta lectura al público adulto pues con ella podemos acercarnos a la dimensión literaria de los jóvenes que vienen, además de adentrarnos un poquito en los puntos de vista que pueden ofrecernos de temas tan importantes como los que aborda. 

Destronada, la novela de Patricia Lorenzo Navarro, nos muestra la visión de una realidad desde los ojos de sus verdaderos protagonistas: los adolescentes, con un estilo y una fuerza que (incluso para los adultos que quieran acercarse a ella) son un buen ejemplo de tesón y buen hacer.  Con la obtención de este premio, Patricia se ha puesto el listón muy alto, y los años que le han seguido, primero con el Bachillerato por delante y luego con el inicio de su carrera, no son los más propicios para seguir disfrutando de sus nuevos trabajos literarios, aunque es de desear que no los deje de lado pues -tal como en su momento me dejó traslucir en su entrevista- tenía por delante nuevos retos, que espero consiga y comparta con el público lector. Mientras tanto concluyo este acercamiento  con una frase extraída de mi conversación con ella y que reconoció haber tomado de su escritora de referencia, J. K. Rowling, autora de Harry Potter: “A todo el mundo le gusta leer, simplemente hay que descubrir ese libro que te enganche a la lectura”, y os aconsejo que no dejéis de leer su novela.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Y aunque es una novela de corte juvenil, nunca está de más que las personas adultas le echemos un vistazo

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s