SEÑOR BOTICARIO de Antonio Mejías Melguizo

Ilustración tomada de Pinterest Patient child
   Señor boticario,

 por lo que más quiera, 

póngale al jarabe 

los labios de fresa,

el sol de la tarde, 

el canto de un mirlo, 

color de amapola, 

olor a membrillo.
   
Échele si puede 

tres gotas de risa, 

los huesos del viento,

la piel de la brisa; 

el rabo del rayo, 

la lengua del río, 

las uñas del trueno, 

los pelos del frío.
  
 Para que esté dulce 

añada sin miedo 

una antología 

de miel de romero.
   
Con este jarabe 

le aseguro yo 

que se cura el cuerpo 

y la imaginación.

  Poema de Mi maestro es un Cocodrilo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s