POEMA PARA MIS ALUMNOS por Camino Ochoa

POEMA PARA MIS ALUMNOS DE 5 AÑOS «A» 15 DE ABRIL, 2008 En la clase de 5A hay 24 querubines, dulces, traviesos, bastante parlanchines. 24 caperucitos, duendecillos o guerreros que meciéndose en sus sillas trabajan con esmero. Esponjitas que todo lo absorben al momento, impacientes angelitos que anhelan sus recreos. Letras, números, dibujos….devoran con afecto,…

POEMA DE VACACIONES por Camino Ochoa

La primavera se ha dormido, despierto está el verano; cole, cuadernos y libros se toman un buen descanso. Mochilas, abrigos, gorros, sueñan en el armario; florecen las vacaciones para mis niños dorados. Lejanas quedan las letras, números y garabatos, cercanos todos los besos que nos hemos regalado. Duendecillos de mi escuela, disfrutad en el verano,…

DE OFICIO: VENDEDORA por Camino Ochoa

Soy vendedora ambulante y la ruina me acompaña cada noche. Vendo bondad, amistad sincera y piedad. ¿Quién compra? –grito sin cesar. También vendo humanidad, para aniquilar corazones de piedra. ¡Ah! Y pastillas antienvidia para curar las úlceras del alma. Muy pocos me compran. Y en medio de esta verbena humana y de mi solitario oficio,…

VERSOS APÁTRIDAS por Camino Ochoa

Los versos no tienen patria, sus creadores los alumbran para que el viento y el mar arrullen nuestro espíritu con ellos. Los versos tienen dueño, mas sus creadores los donan para regocijo de nuestros corazones en pro de la LIBERTAD. Los versos no tienen sexo -como los ángeles-, somos los hombres quienes les dotamos de…

LUNA LECTORA por Camino Ochoa

Yo quise coger la luna, la acomodé en mi regazo, acaricié su cabello, y besé su rostro blanco. Vestir la luna yo quise con caricias, con abrazos, y ella se quiso envolver entre papel de regalo… con las hojas de los libros que los niños aman tanto. Yo quise dormir la luna, la acurruqué entre…

EL MISTERIO DE RICITOS por Camino Ochoa

Era una mañana de sábado de otoño cuando Mamá Osa, como de costumbre, entró en la habitación de sus niños. Era día de tareas. Oso Mayor, debía barrer las principales estancias de la casa, Oso Mediano tenía que limpiar el polvo y Oso pequeño debía encargarse de poner la lavadora. En la penumbra, de camino…

NANA por Camino Ochoa

Cantad niños míos una hermosa nana, Jesús ha nacido, su madre descansa. Cantad muy bajito, entonad con calma, mientras sueña el Niño con nubes de plata. Cantad niños míos una hermosa nana para que el lucero duerma la mañana. Cantad muy bajito, entonad con calma, ya duerme el Niño, esperando el alba.

MUJER ALEGRE por Camino Ochoa

Ahí está. Como cada mañana. Viene frente a mí, acompañada de su cántico, en la callejuela estrecha. Camina rauda, sola, segura, con paso firme, ligero; envuelta en su raído abrigo de fino paño negro. Su gorro de lana gruesa, azul turquesa y blanco, ilumina su menuda figura y contrasta con su tez oscura. Al llegar…

BUSCANDO UNA LETRA por Camino Ochoa

Se ha caído una letra Allá, en el fondo del mar. Unos dicen que es la H Otros, que es la A. En los libros y cuadernos Tristes las letras están, Buscándola viajan los peces de los ríos y del mar. En los brazos de un pulpo, al lado del calamar, asustadita se encuentra la…

MUJER TRISTE por Camino Ochoa

Lectura recomendada a partir de 12 años Tras los cristales de mi ventana la vi llegar. Taciturna melancolía, arrastrada por lentos pasos, transformada en universo de nostalgias. Contemplé, tras los cristales, largo rato su juventud robada por montañas de desgracias. Víctima, toda ella, del infortunio. Huérfana de amor y de caricias, mendiga de besos y…