CARBONERO COMÚN por Antonio Mejías Melguizo

Tatachín, tatachín, tatachín. Él va y viene por las ramas con su faja del revés, sujetando el amarillo, no se le vaya a caer. Ya me fui, ya me fui, ya me fui. Con cara recién lavada juega cauto al escondite, sumergiéndose en lo verde para que nadie lo pille. Lluvia aquí, lluvia aquí, lluvia…

MUJER TRISTE por Camino Ochoa

Lectura recomendada a partir de 12 años Tras los cristales de mi ventana la vi llegar. Taciturna melancolía, arrastrada por lentos pasos, transformada en universo de nostalgias. Contemplé, tras los cristales, largo rato su juventud robada por montañas de desgracias. Víctima, toda ella, del infortunio. Huérfana de amor y de caricias, mendiga de besos y…

LA ELEFANTA PEQUEÑA por Antonio Mejías Melguizo

Poema inédito La elefanta pequeña, al asomarse a la charca, huye corriendo hacia atrás al ver su trompa tan larga. -¡Mamá a mí me la quitas, y también las dos orejas. Así no vuelvo yo al río, donde los demás me vean! -Tranquila, hija, tranquila, fíjate en la manada, todos vivimos felices con nuestras tropas…

LÁGRIMAS DE SAN LORENZO por Mercedes González Rojo

Ha llegado el diez de agosto, noche de San Lorenzo, un bello manto de estrellas ilumina el firmamento. La luna en cuarto menguante se retrasa en su momento cediendo el protagonismo a los luceros del cielo. Y en esta noche estrellada, cuando ya reina el silencio, una niña chica busca cometas con cola de fuego….

A FEDERICO GARCÍA LORCA por Camino Ochoa

La inquina, en aquellos tiempos, segó la cuna de tus sueños. Duermes. El candil de tus ilusiones arrulla con su luz tus versos. Leo. Mariposas del aire, nanas, romances, lunas , tu silencio. Vienen. ¿Dónde la cuna de tu muerte? ¿Dónde tus cenizas, tus restos? Siento. Nado en la memoria leyendo tu legado , hermoso…

GINÉS DE PASAMONTE por Antonio Mejías Melguizo

D. Ginés de Pasamonte vaya un ladrón resalao, que le robó a Sancho el burro estando sobre él montao. Cuando Sancho se despierta por cuatro estacas sujeto, al ir a desperezarse, da en el suelo con su cuerpo. Nunca se oyeron lamentos tan tristes por un borrico, ni soltó tantas lindeces el buen Sancho por…

VIEJA por Elisa Vázquez

Cuando yo sea vieja tendré un perro verde, azul, amarillo. Lo sacaré de paseo para que lo vean los niños. Y se reirán de mi perro y de mí: ¡Qué risa! Una vieja con un perro verde, azul, amarillo. ¡Qué alegría en la vejez oír la risa de los niños!

EL BARCO DE TU VIDA por Camino Ochoa

Quisiera ser capitana de barco para proteger tu nave blanca cuando se hunde en aguas bravas, cuando se desorienta en la mar. Capitana y faro de costa para darte luz en las noches oscuras cuando te azota el sotavento, cuando te ciega la soledad. Capitana, faro, sirena, pirata… Para susurrarte al oído que nunca, nunca…

EL CARACOL Y EL SOL por Felicitas Rebaque

El sol se iba a dormir después de un largo día, entrecerraba los ojos cuando oyó una vocecita Un caracol sollozaba levantando su cabecita estirando sus dos cuernos por ver si el sol le oía. Que feo y pequeño soy pegadito siempre al suelo llevando mi casa a cuestas no puedo llegar muy lejos Mi…

DÉCIMA DE CABO ROTO PARA LAS LAGARTIJAS por José Javier Alfaro

Me encanta ver lagartí- al llegar la primavé- viendo cómo van y vie- entre tapias y corní-. Parece una maraví- que, entre tanta encrucijá-, ninguna choque con na- y, sobre todo, sabién- que ninguna está aprendién- señales de circulá-. Etiquetas: José Javier Afaro, Masticadores Infantil, poesía